Hay dos etapas de Gran Hermano en Argentina. Una desde la primer edición en 2001 hasta el 2007, cuando Jorge Rial comienza a conducir las Galas. Desde ahí, entonces, GH comienza a cambiar. El GH 2007, el que ganó Marianela Mirra fue el quiebre, o comenzó a serlo. Quiebre definitivo que daría Cristian U, el ex- jugador de Poker ganador de Gh 2011. Desde entonces, hay otro Gran Hermano en Argentina.

el juego y la estrategia en gran hermano

En la primer etapa, lo importante era “la vida misma”, y ese era el slogan del programa. En la cuarta temporada, los gritos de afuera aparecieron en escena para modificar el juego, juego que comenzó a jugar Marianela Mirra con su famosa espontánea que dejó afuera de la casa a Diego Leonardi, que se perfilaba como el gran ganador de esa edición. Una jugada artera, consciente, polémica, audaz, de un personaje que había pasado sin preponderancia por la casa, arrinconada por Nadia Epstein y rescatada por Diego; una jugada traicionera, que la convirtió en ganadora.

Porque GH dejó de ser “la vida misma” para comenzar a convertirse en un “juego”.

En GH 2011, Cristian U le descubrió los ojos, la boca y los oídos a la casa, desculó el juego, reescribió las reglas, manejó los hilos de las nominaciones y ganó inclusive mucho antes de llegar a la final. Sólo un jugador con la experiencia, estrategia y serenidad que se adquiere en las mesas de poker y los casinos podía lograrlo.

Y llegó GH 2012, obligado a reinventarse. Uno de los dos primeros hermanitos en placa, se movió muy activamente en la primer semana, tanto, que lo llevó a protagonizar el primer romance, a verselo articulando estrategias y alianzas con otros participantes, buscando convertirse en líder de un grupo, y quedó en placa nominado.

Las tendencias de encuestas online dicen que Ezequiel sería el primer eliminado de la casa, aunque por escasa diferencia por sobre Fernanda, jugadora que no jugó, que dijo repetitivamente que quiere abandonar el programa. La tendencia puede cambiar y revertirse. Pero algo claro hay, luego del fuerte impacto (hacia los televidentes y hacia el formato mismo) que generó Cristian U en Gran Hermano, no basta con mostrarse como jugador, hay que serlo en serio, y eso implica reinventar el juego. Como lo hicieron en su momento y a su manera, Marianela y Cristian, como lo hizo al principio de todo Gastón Trezeguet.

¿Alguien lo hará?